TwitterFaceBookInstagram

El PP reclamará a Junta y Ayuntamiento en pleno medidas “de calado” para ayudar al sector hostelero

201016-javiEl concejal del Grupo Municipal Popular, Javier Muñoz-Gallego, ha reiterado la necesidad “urgente” de que tanto la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como el Ayuntamiento pongan en marcha medidas especiales  y de calado para ayudar al sector hostelero, “que da trabajo a miles de familias en Talavera, y con las nuevas medidas restrictivas, que lo son también en lo económico, muchos temen cerrar sus negocios y acogerse a un ERTE, con la ruina económica que eso implica para miles de familias y por extensión a la maltrecha economía de nuestra ciudad”.

En rueda de prensa ha avanzado que el Grupo Municipal Popular va a presentar una moción en el próximo pleno pidiendo medidas reales y concretas para ayudar a este sector en Talavera. Además, también van a plantear ayudas directas en los presupuestos municipales, teniendo en cuenta que haya cero tasas y cero impuestos, a cero actividad. En las próximas ordenanzas fiscales también se verán este tipo de medidas para que los empresarios de la hostelería “puedan ver la luz”.

“No es de recibo que ni la Junta ni el Ayuntamiento estén ayudando a los empresarios de bares, cafeterías, restaurantes y locales de ocio nocturno, sino que parece que les están obligando a echar el cierre, y la realidad es que no pueden más”, ha dicho el edil.
En ese sentido, ha explicado que la moción contempla también la creación de una Comisión Técnica, en la que esté representado el Ayuntamiento con técnicos municipales y hosteleros para elaborar un mapa que permita conocer las limitaciones y posibilidades de cada negocio.
“Queremos que se pormenorice el estado de cada bar, restaurante y que se les ofrezca una alternativa para que puedan funcionar, y debe ser el Ayuntamiento el quien dé el primer paso y no los hosteleros que necesita una mano amiga”. Por tanto es el Consistorio quien debe dar ayudas “porque queremos que el sector ya está poniendo el 120 por cien de su parte”.
Ha dejado claro que se trata de algo consensuado con los hosteleros “con los que nos hemos reunido varias veces, y que puede ser un punto de partida para intentar revertir una situación que ahora mismo es prácticamente catastrófica”.
Muñoz-Gallego ha reiterado que la situación es crítica; los hosteleros han tenido una brutal caída de ingresos, sufren una situación de incertidumbre y barajan devolver a sus trabajadores a un ERTE, “y no tienen ninguna mano tendida por parte del Ayuntamiento o de la Junta, sólo tienen trabas”.
“Desde el PP repetimos que no se puede criminalizar al sector de la hostelería, que ha realizado un gran esfuerzo por acometer inversiones para adaptarse a las medidas sanitarias que se les han exigido, y las apropias autoridades sanitarias han reconocido que los contagios provienen más de botellones o de reuniones privadas de un gran número de personas.
Así, se ha referido a lo sucedido ayer en las Cortes regionales, “donde el PSOE ha vuelto a castigar a los hosteleros, que por si tenían poco ahora deben ser también vigilantes epidemiológicos contra el Covid-19”.
Los socialistas sacaron dos enmiendas en la Proposición de Ley de Reserva de Productos Sanitarios en Castilla-La Mancha, en las que se establece un régimen sancionador de medidas de prevención ante el COVID-19.
El PSOE ha incorporado un registro para el seguimiento de vigilancia epidemiológica en las actividades de locales de ocio, hostelería y restauración y la toma de datos a través de una app creada y gestionada por la Junta. “Estas medidas salieron adelante con la mayoría absoluta del PSOE, que debe ser que poco tienen con mantener abiertos sus negocios a pesar de las trabas y los recortes”.
Unas medidas, ha subrayado Muñoz-Gallego “que no han sido consensuadas con el sector hostelero y que apenas cuenta con informes jurídicos, ni tampoco del Consejo Consultivo”.
“Se trata de otra piedra más que deben sortear los hosteleros”, ha dicho el concejal, que ahora van a tener que controlar el acceso a sus locales y custodiar los datos personales de sus clientes, “lo que probablemente les genere un problema con la protección de datos, que se va a convertir en otro escollo más para una persona que quiera ir a un restaurante”.
Así, ha reiterado que las administraciones, lejos de procurar incentivos “quieren que los hosteleros hagan de rastreadores, y ahora les amenazan con penalizarles, hacerles una inspección y multarles”. Sin duda, ha señalado el concejal “es otro añadido más para que se quiten las ganas de intentar pelear por un sector que ya tiene una situación preocupante, y en especial en Talavera donde genera muchos puestos de trabajo, y ahora la administraciones están dejando en la estacada a la hostelería”.