TwitterFaceBookInstagram

El PP demuestra que más del 80 por ciento de la deuda municipal sigue siendo consecuencia de la gestión del anterior gobierno socialista

200514-plenoEl portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, ha dejado claro que “más del 80 por ciento de la deuda municipal sigue siendo consecuencia de la gestión del anterior gobierno socialista”.
Así se ha pronunciado en el pleno del mes de mayo, sobre la situación económica del Ayuntamiento, en su intervención tras la comparecencia del concejal de Economía y Hacienda, Luis Enrique Hidalgo.
Ha insistido en que “los talaveranos todavía estamos pagando las consecuencias de una gestión  que fue desastrosa, que dejó este Ayuntamiento en quiebra y que ahora tienen la indecencia de decir que el PP lo dejó hecho trizas, cuando todavía estamos pagando lo que hizo el PSOE cuando gobernó”.
Serrano se ha referido a los datos que arroja la auditoría que una empresa ha realizado al Ayuntamiento “que refleja algo de lo que ya teníamos constancia; la importante bajada de ingresos a raíz de la sentencia del Constitucional de las plusvalías que afectó a todos los ayuntamientos, y por la expropiación de la plaza Juan de Herrera que se convirtió en pufo y que hizo mal el PSOE”.
Respecto a lo que adeudan los talaveranos, y tal como también está publicado en la web del ayto, lo que se han encontrado los socialistas al entrar a gobernar con una deuda a fecha de 1 de enero de 2019 es con un primer préstamo del BBVA del año 2004 de 9,5 millones, de los que restan por pagar 636.000 euros
Se encontraron con un segundo préstamos de lo que era la antigua CCM del año 2003 que vence en 2023 por valor de 3,4 millones, “y todavía quedan 793.000 euros por pagar”.
Un tercer préstamo del BBVA del año 2005 que vence en 2033 por valor de 11 millones de los que quedan 7,1 por pagar. Se añaden “los tres préstamos del ICO que seguimos pagando hasta el 2028 consecuencia de su gestión”.
Hay un préstamo para inversiones; para el primer plan de asfaltado por valor de 1 millón de euros. También un préstamo del Sabadell de 2010 “imputable a la gestión del PSOE del año 2010 por valor de 5,4 millones.
Otro de los préstamos es el equivalente con la mala expropiación de la Plaza Juan de Herrrea, “que nos llevó a la inestabilidad presupuestaria”; también hay un préstamo para eficiencia energética de 1 millón de euros y el segundo plan de asfaltado que fueron 2 millones de euros. Por eso, ha reiterado “que más del 80 por ciento de la deuda municipal sigue siendo consecuencia de la gestión del anterior gobierno socialista”.
Mientras, ha subrayado el portavoz, “el PP se encontró 60 millones de deuda que redujimos a 35 millones, 3.300 facturas sin pagar por valor de 10 millones, un presupuesto inflado en 11 millones”.
Respecto a la utilización indebida del remanente positivo de tesorería “se trata de la línea ICO que ustedes nos llevaron a pedir, fue el plan de pago a proveedores que tuvo que poner en marcha el gobierno nacional por el desastre que los socialistas ocasionaron a nivel nacional, autonómico y municipal; un préstamos que todavía estamos pagando y lo haremos hasta 2022”.
Por tanto, Santiago Serrano ha dejado claro que los socialistas dejaron un ayuntamiento endeudado que también han encontrado con deudas; con las mismas  que dejaron en 2011”. La utilización del remanente “se hizo con informes favorables de intervención, y el equipo de Gobierno del Partido Popular no actuó al margen del órgano que le correspondía fiscalizar todo ese tipo de actuaciones”.
CAERSE DEL GUINDO Y EMPEZAR A GOBERNAR
“Ahora se han caído del guindo”, ha dicho Serrano que se ha referido a la previsión del remanente negativo en 2019. Les ha recordado a los socialistas “que llevan casi un año gobernando Talavera y el PSOE es el responsable del remanente de tesorería de medio año de gestión del presupuesto”.
Otro de los datos que se reflejan es que “cumplimos con la estabilidad presupuestaria; siempre que no nos encontráramos con el pufo de su etapa anterior”. También queda patente “que cumplimos con la regla de gasto, con el periodo medio de pago a proveedores de 2012 a 2018, que había normalidad en ingresos, cobros, autonomía fiscal, y que había y ha habido una reducción importantísima del endeudamiento”.
Además, indica que es necesario abordar una reforma del presupuesto municipal, “y más aun tras la pandemia del COVID”; “tienen que aumentar ingresos y reducir gastos como ya les dijo el PP en las enmiendas a los presupuestos”.
Serrano ha concluido diciendo que los socialistas “han demostrado una capacidad innata para tirar cantos a la gestión anterior, pero nada de ponerse a gobernar”.
Es más, tras casi un año de gobierno “sólo se han quejado de que el Ayuntamiento está muy mal, pero lo que es incontestable es que dejamos el ayto manifiestamente mejor que como lo encontramos”.